jueves, 23 de enero de 2014

UN GRANDE AL QUE RECORDAR...


"Un maestro de periodistas, ejemplo de honestidad, independencia y compromiso"
La muerte del periodista afincado en Brihuega (Guadalajara) ha causado un hondo pesar en el colectivo de quienes durante décadas han sido sus compañeros en las labores periodísticas. El presidente de la Asociación de la Prensa De Guadalajara (APG), Álvaro Rojo, ha señalado a Efe que Leguineche "era una bellísima persona y un buen periodista"; "era -ha dicho- el jefe de la tribu".
 
Además de su independencia y sus lecciones de vida, Manu Leguineche ha dejado un legado de decenas de libros con los que las nuevas y menos nuevas generaciones de periodistas pueden disfrutar de las experiencias de un reportero de guerra "imprescindible e inolvidable", ha destacado Maruja Torres.
La labor de este maestro de generaciones de periodistas ha sido recompensada con numerosos galardones como el Premio Nacional de Periodismo 1980; el Premio Cirilo Rodríguez 1984; el Premio Reporter del Grupo Zeta; el Premio Julio Camba (1991); el Premio Ortega y Gasset de 1991, y el Premio Espasa de Ensayo 1996.
En los últimos años ha recibido también el primer Premio Periodista Vasco de la Asociación de Periodistas Vascos (2007), el Premio FAPE de Periodismo (2007), la Medalla de la Orden del Mérito Constitucional (2007), el Premio Ilustre de Vizcaya (2008), el Premio Reporteros 2008 de El Mundo, el Premio Agustín Merello de Comunicación (2009) o el Luca de Tena (2010).
 
Descansa en paz y sé feliz donde quiera que estés. 
 
 

No hay comentarios: