martes, 20 de marzo de 2012

NIÑ@S DESAHUCIADOS ANTES DE NACIDOS

"Comulgar con ruedas de molino", es lo que parece que vamos a tener que hacer en lo sucesivo. Si somos católicos, como sino lo somos. Creo que el refrán está bien traído, pues una rueda no podría reemplazar a la hostia en la comunión, y es lo que quieren que nos traguemos, ruedas. En fin, que el asunto que me trae a escribir esto, no es otro que el aborto. De entrada os diré, que estar a favor o en contra no es para mí la cuestión. Lo que realmente tendríamos que poner sobre la mesa es la educación, talón de Aquiles en cualquier asunto de relevancia social. La educación de  los niños, de los adolescentes, para que sean responsables de sus cuerpos y de las consecuencias del uso y disfrute de estos. Para ello, los padres, formadores, educadores, legistadores... Tendríamos que ponernos de acuerdo, y no podremos estar nunca de acuerdo, si seguimos utilizando el tema como un asunto, políto para un@s, moral para otr@s, sentimental, etc... Si entramos en el debate de cuando comienza la vida, perdermos un tiempo valiosísimo. "Quién fue antes, el huevo o la gallina"...  Sin respeto por un@ mismo, sin derechos y con la ley en contra, el  miedo y la falta de confianza se instalan en nuestro dia a día. Tratar de culpabilizar hasta convertir en una delincuente, a una jovencita porque va a quitarse una célula, no a asesinar a un bebé, es una crueldad. Informar con veracidad, acompañar, asesorar  en todo momento a la  mujer que se plantea la posibilidad, nada frívola, de abortar; es lo que se necesita. Lo deseable, que ninguna mujer en edad de concevir tuviera que sufrir un aborto, pero esto sería en un mundo ideal.  Acaso, vamos a volver a los tiempos de las carnicerías entre vecinas de barrio, a los remedios salvajes de introducirse esto o aquello por la vagina, a los preparados ácidos, a la aspirina y al peregil... ¡Por favor, cordura! Están atentando contra todo lo avanzado, volvemos a los años setenta cuando la que tenía sietemil pesetas se podía ir a Londres. Es deplorable que, cuando la sociedad, l@s ciudadanos damos un paso, los que se rasgan las vestiduras con la palabra "vida", frases donde el lenguaje es manipulado, eslóganes con efecto de moralina... Nos den un empujón para hacernos caer. ¿Es que quieren llenar otra vez orfanatos? ¿otra vez casas de maternidad? ¿otra vez niños robados?...  Acaso  quieren acabar con la adopción internacional...  Para qué quieren  niñ@s a los que no se les desea. Niñ@s desahuciad@s antes de nacidos. Está demostrado sin discusión que si una mujer quiere abortar,  lo va hacer.  
Yo quiero elegir sobre mi vida, y sobre la que pueda concevir y dar a luz. Una vida deseada  que tenga un futuro con pan y amor.

No hay comentarios: