domingo, 3 de julio de 2011

Las cosillas del 15M...

Llevo unos días barruntando algo debajo de mi linda cabellera... Y claro, a quién se lo voy a contar que más caso me haga y poco reproche, ay!!! pues sí, a mis cómplices favoritos.
Pues bien, ya he contado un poco sobre mis actuaciones, colaboraciones con el 15M, que por cierto sigue actuando también en Zamora, a pesar de que la acampada hace días que se desmanteló, digo esto, porque algunas/algunos, intentan manipular diciendo que se ha acabado, que eran cuatro perroflautas y que esto estaba cantado. Lo lamento por sus demacradas ataduras moralistas, pero no, de eso nada monadas...

Ahora, como cabía de esperar, están surgiendo las personalidades de cada cual; ahora, el poso de los acontecimientos y el ser conscientes de que esto va para largo, de que hay que comprometerse, es difícil de asumir, aguantar...

Como observadora de lo que a mi alrededor acontece, analizo las actuaciones de los que conmigo van, compañeros y compañeras a los que se les está viendo el plumero, (al igual que a una servidora). Pasa que, en las asambleas ya comienzan a dar la cara las naturalezas de cada cual, siendo más visibles en los más sinceros, lo cual les honra y a mí me beneficia para saber con quien  me mido cuando en lucha dialéctica entramos, al debatir como hemos de actuar, decidir, evaluar, plasmar...

De lo que se trata es de unirnos y acercar posturas y no aferrarnos a nuestro parlamento, perdiendo la razón al insistir hasta aburrir a los presentes. En el acalorado debate yo misma mantuve una postura quizá demasiado vehemente y pertinaz, me arrepiento y voy a moderarme.
Este tipo de actitudes no benefician nada nuestro objetivo común, que es hacer crecer el Movimiento y la participación para ser cada día más fuertes.

Salud y revolución. 

No hay comentarios: