miércoles, 16 de junio de 2010

"FANTASÍA DEL CUERPO POSTRADO" de LUIS MIGUEL RABANAL


POEMA XLIX

Ella se apropia de tu dolor y lo transforma
en charcos para salpicar la extrañeza.
Te salva cada tarde de no perecer ahogado.
Dice que no entiende
y huele ahora mismo a la colonia de lilas.


Hace de nosotros un cuento que se acaba,
pero que nunca se acaba.
Ella recorre por mí las plazas que no existen.


Un miércoles de junio y habrá bastado,
un libro viejo y una prenda por estrenar.
Ella se confunde al reír y sigue la malaventura
apostando que ya no es una muchacha
que deprisa llegó de Corfú.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas gracias, Begoña. Muy chulo el blog ahora.

Luis Miguel

Makiavelo dijo...

Felicidades!!!