jueves, 20 de mayo de 2010

LIBRE TE QUIERO DE AGUSTÍN GARCÍA CALVO

Libre te quiero,
como arroyo que brinca
de peña en peña.
Pero no mía.

Grande te quiero,
como monte preñado
de primavera.
Pero no mía.

Buena te quiero,
como pan que no sabe
su masa buena.
Pero no mía.

Alta te quiero,
como chopo que al cielo
se despereza.
Pero no mía.

Blanca te quiero,
como flor de azahares
sobre la tierra.
Pero no mía.

Pero no mía
ni de Dios ni de nadie
ni tuya siquiera.


Seguro que alguna vez, habéis escuchado este hermoso poema de mi paisano, en la voz de Amancio Prada que le puso música. Pero hoy os la regalo sin ella, para que como un ejercicio poético cada uno en su voz, le de vida.

4 comentarios:

Adolfo González dijo...

Conocía el poema, porque admiro y sigo a este paisano tuyo desde hace ya bastante tiempo, uno de los pocos en este país que no se venden a los vendidos, una de las pocos espíritus poéticos que no se han podido contaminar y un tío que hace cosas muy cercanas a mi interés, siendo, por encima de todo, poeta, o como quiera llamarse al verdadero poeta. Aprovecho también para felicitarte por tu poema en la otra página, porque me ha gustado mucho eso del yo libre.

Voltios dijo...

lo conozco y le tengo un gran cariño, no en vano fue profe en la facul, un genio

Adolfo González dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Adolfo González dijo...

Meca, Voltios, qué suerte. Podías haber aprendido de él un poco acerca del ritmo, porque a tus poemas les falta mucho ritmo (cojo tu comentario, lo pongo en verso y le pongo un título para que diferencies lo que es poetizar de lo que es convertir en verso lo que es prosa). Esto lo podrías haber firmado tú como poema:

COMENTARIO ACERCA DE AGUSTÍN GARCÍA CALVO

lo conozco
y
le tengo
un gran cariño,

no
en vano
fue profe
en la facul,

un
genio.