miércoles, 12 de mayo de 2010

EN ESTA NOCHE EN QUE ATERRIZAN ESTRELLAS EN MI PELO...

Es de madrugada, e increíblemente mi inspiración no se escapa con la luna a visitar almohadas, hoy se queda conmigo, es mi cómplice y me abraza y me conduce en esta noche en la que aterrizan estrellas en mi pelo, y sonámbulos funambulistas me miran contagiados por las ganas de saber quién soy.
Me aprieto contra mí, me sorprendo escribiendo palabras intactas, palabras liberadas, palabras que aletean, cuyas alas acarician mis mejillas y mis párpados y me abrochan el corazón.
Es de madrugada y me sonrío divertida y me hace gracia hasta cuando estornudo, porque al fin este catarro desconsiderado y escondido parece dar la cara.
Es una madrugada sola, luminosa, apacible, donde el sosiego me conducirá hasta el día que creeré que es mañana, aunque sólo sea un hoy despierto y atrevido que se cuele de nuevo por mis pestañas.

1 comentario:

josechu dijo...

La madrugada es un buen momento para reconciliarse con uno mismo.
Un beso