lunes, 5 de abril de 2010

UN RECUERDO DE CUANDO DOS MONSTUOS ARMARON LA MARIMORENA...

vale, tu, la hechicera...

ahora yo te pregunto: nada gris, nada yerto, nada vano, nada inútil ni atento por atento, nada por escribir o decir o abrazar o besar o desnudar o amar o apasionar o dar o abandonar o hacer sincero en amistad y muy sincero pero si, al mismo tiempo, sincero pero lleno, amistad pero fuego, ahora yo te pregunto: lo puedes aguantar?
Puedes con este hombre que quiere lo que quiere y busca lo que busca y que te busca a ti también por eso? puedes con este ninño Dios libertad y Dios carne y Dios beso que no busca de ti solo palabras, que no cree
en las palabras porque si sino mas bien en ellas porque en ellas vivimos tu y yo carne y beso? carne y paz y conducta, y espíritu, de acuerdo, pero el mayor espíritu y el vivo y el que no es solo acentos ni bellezas ni versos es el que hace las cosas, el que rompe su gris sin tener miedo, el que no rompe el gris solo con las palabras, sino que en cuerpo y alma y libertad y exceso se entrega convencido al abismo y al beso.

Puedes tu, mi hechicera (perdón, que estas leyendo): mi libertad, mi reino, mi mujer en palabras que quiero se hagan besos: puedes tu con tu infierno de amor y de bondad que es en mi cielo hacer de mi pasión
y mi misión y beso también pasión y amor y hacerse el ego ego de piel y mas y necesito, Dios, que alguien me quiera también hasta la vida y la piel y el interno furor encender lleno de aguas y te espero y ven y hazmelo ninño, y ven y hazmelo lleno, y esta vez no palabras solamente, esta vez no grisáceas frases bellas, esta vez darlo todo?
no creo en otro amor que el que se atreva: el que en piel se desnuda y se llena del otro y se acaricia y goza y pide mas y grita no puede estar mintiendo: llevarías el alma y el color y el exceso hasta ese
punto? es o no de verdad lo que decías, lo que siento en ti vivo desde el primer momento?: te quieres libertad, te quieres no burguesa, te quieres sed de Dios si es que hay un Dios al que se llame vida, si es que hay un Dios real no religioso que consista en vivir sin mentiras, sin miedo, sin verdades manidas, te quieres a ti misma tal como yo me quiero: hijo de la verdad, y te lo digo, amor, te lo digo con fuerza y
con valor y cierto y convencido y lleno de lo que estoy diciendo: lo eres, y yo lo soy, y en este mundo casi todos los hombres carecen de ese don: tu y yo no carecemos: apostamos los dos por lo único posible,
por lo único real, por lo único sincero

Santiago Tena



Hechicera, dices, hechicera….

Que mano tengo yo si la magia existe, si se planta cuando hablas, si estoy tranquila o si estoy agitada, si me brillan los ojos cuando sonrío, si coincidimos o no coincidimos, si voy o vengo y cuando no me piensas desaparezco, y cuando no me nombran no existo, que sabre yo de la vida, si solo camino y siento, si solo acaricio y vuelo, si solo susurro palabras de viento, cantos de sirena llenos, cielos constelados ,sueños que exhalo como humo que se enreda en el aire.

Sabes que escucho yo, hechicera dices, y pienso que ningún merito tiene divagar sobre lo que uno piensa, burguesa o no burguesa, sin verdades manidas y sin miedo, con un único objetivo que es la verdad,
Merito tuvo Penélope, esperando allí , teje que te teje, minuto tras minuto y año tras año.
Yo solo digo, solo pienso, solo sonrío a veces, llego a otras costas, me mezco en la marea.

Puedo aguantar un poco mas, una vez mas, una vida mas, puedo vivirla sincera y libre, puedo hablar y no arrepentirme, ir buscando diamantes minuto a segundo, y decirte niño desde mi niñez azul ,sentirte, puedo caminar solitaria, encontrarte y reconocerte, puedo, soñar y contagiarte ,de esta locura hecha vino, de este sueño y de esta magia que se crea en el humo que compartimos y dialoga en el aire.

Puedo susurrar silencios pausados, hechicera pues, con el sonido del viento en la montaña, con el sabor del mar en un día triste, con el color del aire cuando dices, cuando piensas cuando me recuerdas sin haberme conocido.

Hechicera dices y  me viene grande el adjetivo, yo solo canto, solo camino

Paz Hernandez 


( fragmento del recital Vigilias de Libertad)

3 comentarios:

Calipso dijo...

Jejje, gracias preciosa por traerme hasta tus lineas.

Un gran abrazo!

Jose Zúñiga dijo...

¿A que mola?

Jorge dijo...

Vaya dos..tuvo que estar genial. :)