domingo, 21 de febrero de 2010

GRAN AUTOR, GRAN OBRA. LUIS MIGUEL RABANAL

He aquí a L.M. Rabanal, un hombre que tiene mucho escrito y mucho por escribir. No tengo el placer de conocerle personalmente, pero tengo maravillosas referencias y su poesía me atrapa en cada letra que consumo con avidez. Sé que está en un momento espléndido, publicando y teniendo un reconocimiento merecidísimo, que llega lento, pero seguro. Me alegro de una manera muy especial porque esa alegría, también la comparto con una persona que significa mucho para mí, M.J. Romero, que a su lado, al compás, nos regala su dedicación a la causa.
Esta es su última criatura, "Mortajas" con unos poemas que dejan sin aliento en cuanto los respiras...
En el blog  "Por si quieres hoy libro" podéis encontrar un entrada dedicada a este gran autor y que os recomiendo. No es el único espacio en el que se habla de L.M y de sus MORTAJAS, pero áquí noto otra cosa. Cuando lo leáis seguro que os pasa lo mismo que a mí y comprenderéis que no es necesario que yo diga nada más.

Como no puedo pararme en su publicación más reciente, me gusta adentrarme en el universo de los protagonistas a los que elijo y si puedo ver un poco más allá.
He rescatado un poema que me ha gustado especialmente. No es reciente, pero conserva la frescura de quien no se resigna a vivir sólo con lo que tiene delante, de quien busca, reclama, adivina... Disfrutadlo.


A VECES, TAMBIÉN HAY CAMINANTES QUE LLORAN ESTRELLAS

Si una noche cualquiera te encuentras con un niño
que no sonríe ofrécele caballos
y te dirá que no porque está triste, ofrécele tu pelo
para que en el deposite sus tesoros y te dirá que no porque
nunca ha sido navegante, ofrécele tus ojos para en ellos confundirse
a cambio de su boca y te dirá que no porque, sólo tiene
dos monedas, ofrécele si no redondeles de tu humo
o banderas de algún país inexistente y te dirá que no, porque se cansa
de bucear en los kilómetros,
ofrécele por último llevarlo hasta la casa a cambio de su nombre
por lo menos

y te dirá que no por que es joven todavía,
te dirá que nunca duermen las estrellas y que todavía estaba triste.


Luis Miguel Rabanal. De "Labios de la locura" 1983.

4 comentarios:

ana sáenz dijo...

gracias por dármelo a conocer, has dejado un poema muy bueno, lo iré siguiendo

un abrazo

alfaro dijo...

Muchas gracias de parte de Luis Miguel,
por supuesto que las mías también.
Un abrazo grande de los dos.

tatiana dijo...

Hola¡
Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
tajuancha2010@gmail.com
Exitos con tu página.
Un beso
tatiana.

AVELLANEDA dijo...

Gracias por tus palabras y por tu atención a Luis MIguel Rabanal.
Avellaneda