miércoles, 6 de enero de 2010

LOS REYES YA SE HAN IDO ...

Estuvieron en la madrugada, nadie los vio, pero estuvieron de eso no hay duda. Me dejaron exactamente lo que les pedí.
Pero lo verdaderamente importante, como depende de mí casi en exclusiva, pues para qué pedírselo a los reyes, me lo he pedido a mí misma, y estoy dispuesta a hacer todo lo posible por lograr mis objetivos:
  • Cambiar la actitud  ante algunas situaciones donde pierdo los nervios, he de ser más paciente y considerada con los que me quieren.
  • Evitar las situaciones estresantes, de conflicto, y sobre todo que no me atañen directamente. Esto va a ser especialmente difícil, pues las injusticias me repatean y cuando observo que se hace o intenta hacer leña del árbol caído salto como un escopetín. 
  •  Acabar de decidirme a enviar a las editoriales los trabajos que tengo pendientes, mis poemarios, y dedicarle más tiempo a los proyectos aparcados.
  • Escribir todos los días como en este último año, con pasión y sin que nada ni nadie perturbe, bloquee o alinee este propósito.
  • No descuidar los blogs, que tanta felicidad me aportan y cuidar cada entrada que escriba con mimo y a cada lector con el mismo respeto, aunque no me guste lo que me digan.
No es mucho aparentemente,  hay más cosas que no voy a poner aquí, una se desnuda, pero hasta cierto punto, el pudor es necesario...

5 comentarios:

Calipso dijo...

Bego, me alegro de que los reyes, te hayan traido tan buenas cosas, que sirven en el dia a dia y te engrandecen como persona.

Un abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Ahí vamos! Suerte con este nuevo rincón.

ana sáenz dijo...

un nuevo rincón lleno de poesía envuelta en letras y alas de mariposa

un abrazo

Vicky dijo...

Feliz 2010!, resoluciones para el año, siempre es bueno hacerlo, denota conciencia. Yo entre otras, pues no descuidar los blogs que los tengo abandonados, pero no tengo tiempo de más en estos momentos. He encontrado una persona que tiene ganas de dibujar en algunos de mis relatos!. Un abrazo muy fuerte para ti y tu tesoro.

Humberto González Ortiz dijo...

Buenos tus deseos, mejores tus expectativas. Besos