jueves, 21 de enero de 2010

GLORIA, RABIOSA ACTUALIDAD...



NO ES MI MADRE LA TIERRA

No es mi madre la tierra
no es mi padre el paisaje
-Seguramente soy huérfana.

Nací en una ciudad grande,
tenía que andar mucho
para encontrar un árbol.




LAS BANDERAS SEPARAN

Al aire,
al aire puro
no le gusta acariciar banderas.

Todas las banderas huelen a proyectiles,
a heridas.
Todas las banderas huelen a sangre
de hombre joven.

El aire puro de mala gana las ondea.
Hasta que con todas las banderas (como dije)
los países hagan una soga larga
multicolor y gigantesca,
entonces el huracán
se convertirá en suave céfiro
que acariciará la única bandera del mundo
gustoso.


Sabéis lo que admiro a está gran señora del verso. Hoy he querido rescatar estos poemas "para la paz" sencillos en apariencia, pero que como siempre encierran todo un universo de matices para la reflexión. Cuando en días como hoy, preocupada, dolida, con rabia... Por lo que pasa en el mundo en especial en Haití; donde volvemos a ver las rivalidades, donde los que tienen la sartén por el mango ya están haciendo el reparto de ingredientes, para que el guiso les resulte más jugoso... Me dejo abrazar por sus palabras que nunca, nunca me defraudan, siempre aportándome realidad y sentir a partes iguales.

3 comentarios:

josechu dijo...

Hoy es uno de esos días que me avergüenza ser un ser humano.
Abramos lo ojos!!!!!!!!!!!

Calipso dijo...

Grande Gloria, como siempre, me gusta sobre todo el primer poema que nos dejas.

Un besazo !

ana sáenz dijo...

precioso todo lo que has dejado de Gloria

un abrazo