viernes, 27 de noviembre de 2009

HOMENAJE A GLORIA FUERTES EN EL UNDÉCIMO ANIVERSARIO DE MUERTE FÍSICA


Este poema lo escribí horas después de enterarme de su fallecimiento.


SI HAY UN CIELO PARA POETAS...


Dile a Gloria en las alturas
si la ves
que está conmigo
no creas que ahora
es toda para ti,
se ha dejado un pedacito
un corazón de juguete, sin pilas
un corazón de leona
de abuela gruñona
de mujer enorme,
un corazón de PERSONA.


Dile a Gloria en las alturas
que se acuerde un poquito
de las niñas como yo
de las mujeres como yo
y que escriba muchas Glorias en la gloria,
yo quiero una...


Dile a Gloria en las alturas
que aunque anoche dormía
cuando ella volaba
yo la soñaba...


Entonces
me despertó la prisa
y una mañana rara
temía el desperezo,
miré tu verso y
no lo quise recoger,
elegía a Celaya,
si me perdonas
a lo mejor, entre los dos
me dedicáis un poema.


Y me llevó la prisa...
Y salí corriendo...


Ahora
me vence la pena
me puede el llanto
no debo llorar
no te has ido,
me miento.
Y sí, estás muerta
¡maldigo la muerte!


¡Cómo me dejas Gloria!
me dejas,
como coja
como manca
como rota,
me dejas,
como sola
como perdida...


Como niña
mutilada de tus versos.
Como adulta
con el muñon solito de tu ausencia.


Recogido en el poemario: 'Respira y luego dime que estás vivo' Publicado en la revista 'Almena' diciembre 1998.


En "Dad al aire mi voz" podéis encontar más...

No hay comentarios: