miércoles, 12 de agosto de 2009

PRUDENCIA, SENTIDO COMÚN, PASOTISMO, SOLIDARIDAD...


Incendio en el piso de al lado, pared con pared. La vecina histérica, con gritos que en un principio, aunque los había escuchado levemente, como trabajo en una habitación que está al otro extremo, no me parecieron de nadie en apuros y al ser las once del la mañana, con los ruidos típicos de esas horas, no me alentaron, de lo que más tarde tendría que afrontar. Cuando sentí el aporreo en la puerta, incomprensible, pues el timbre funciona perfectamente, sentí como mi madre por el pasillo se adelantaba para abrirla, la detuve ya con el manillar en la mano, pues tiene la costumbre de jamás observar por la mirilla...
Hacía una o dos semanas, como a las cuatro de la tarde, por la fachada y sin ninún problema al vecino del segundo le habían entrado y robado las joyas familiares. Con esto en mi cabeza temiéndome una agresión agarré a mi madre del brazo y conseguí a través de la mirilla descubrir el humo que se veía y a mi vecina agitarse y deambular por el rellano. Inmediatamente abrí, y nos encontramos con un panorama increíble, con una mujer completamente desquiciada, sin nadie que la socorriera, con parte de los vecimos en la calle de brazos cruzados esperando que algo o alguien, o sea yo, hiciera lo que había que hacer; vivimos en un primer piso, que es como si fuera un bajo, pues tenemos escaleras en la fachada por lo que desde el portal, incluso desde la calle, se ve perfectamente las puertas de mi vecina y la mía...
Allí estaban sin llamar a los timbres para que el resto de vecinos que hubiera en el edificio que pusiera a salvo, nada, de nada... Ni siquiera a los bomberos, que una me dijo, -que comunicaban... Bueno lo que me encontré fue una desidia absoluta y un abandono difícil de entender, sobre todo de una vecina que se supone que es íntima amiga de la víctima...

Ante este panorama, llamé a la policía, que se encargaron de avisar al resto de efectivos, mientras, mi madre intentaba convencer a la vecina de que abandonara su piso en llamas arriesgando su integridad; los espectadores seguían sin mover un músculo. Yo veía a mi madre en peligro y en un momento le dije, -déjala, si no quiere salir, hemos hecho lo que hemos podido. Y la realidad es que nosotras solas no podíamos con la señora, que se resistía y con el ataque de ansiedad no se mantenía en pie.

Afortunadamente todo termino bien, la señora muy bien atendida, solo tuvo una quemadura no muy importante, lo más grave han sido el susto, que a nosotras nos duró unos días, pero que ha ella se le tardará en pasar, y que fue una lección más sobre el estado de la naturaleza humana que nunca, nunca deja de sorprenderme incluso de una manera no grata. Ah! lo más alucinante es que cuando los profesionales llegaron, la amiguísima fue la protagonista absoluta del evento, explicándose ante la policía y metiéndose con ella en la ambulancia; ante la cara estupefacta de los presentes, incluídas mi madre y yo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

hola guapa,mira q tocar este tema de las amistades cuando al pricipio del verano ibamos nosotras hablando, de camino al taller de astronomia, sobre la pataleta de una mamá en su posesión de la verdad absoluta de su perfectisima hija, y ahora me vienes con otro caso de amistad, q no, q no, que ya me lo ha dicho mi chico como doscientos millones de veces "amigos, amigos, conocidos y vale". Espero q el susto ya se haya pasado.
Pues no se como firmar, ah si, besos de
La aspirina efervescente

Begoña Leonardo dijo...

Pero qué sorpresa aspirina, bienvenida... Pues sí, la amistad es una ruleta rusa, y hay que ser conscientes de que a los amigos es mejor no ponerlos a prueba.

Un abrazo.

Vicky dijo...

Hola Begoña, me he quedado de piedra con tu historia, intento pensar en ti y tu madre en la situación que vivisteis, me ha impresiona. Estoy sin ordenador, así que conectarme es de vez en cuando es casi un lujo.Abrazo.

alfaro dijo...

cuánto hacvía que no andaba por aquí, Begoña.
Esto de la vecina... es que hay gente que nace para triunfar...,¿te la imaginas en el hospital? yo sí, todo lo que ella hizo y ayudó a su amiga.
Muy buenas las entradas sobre las mujeres, me ha impresionadoo gustado muchísimo la frase
"Si ellas llevan burka... ellos necesitan bozal."
¿Es tuya? Es tan buena...
besos.