miércoles, 26 de agosto de 2009

CUANDO ELLA LLEVA BURKINI, A LO MEJOR TÚ TIENES QUE LLEVAR BOZAL.


Otra de intolerancia para amenizar el veranito, señoras y señores que si ven a una mujer, niña, adolescente o anciana, en un lugar público con un traje como el de la imagen, no crean que se ha vuelto loca, que es una enferma de piel intolerante al agua, o al sol; que tampoco es una guarra que pretende meterse en la piscina con la ropa de calle, que no, que simplemente es una mujer musulmana y que la única posibilidad de disfrutar de la natación o de un simple baño para relajarse, refrescarse o lo que sea, es utilizar este traje, que se llama burkini, que está patentado, hecho con materiales específicos para el baño y que por supuesto no supone ninguna amenaza para los demás...
Bastante desgracia tienen las pobres, que han de usar eso como para encima que se les impida la entrada como está sucediendo. Desde luego se están volviendo en las piscinas unos paranoicos con manía persecutoria, en el recinto de la piscina a la que voy con mi hija, no te dejan ni ponerte una camiseta, si te abrasas la espalada, aunque sea el primer día que te de el sol, allá películas. Los manguitos, flotadores, ningún prototipo de aprendizaje o defensa contra el ahogamiento están permitidos, si el nene es pequeño y lleva un juguetito, no está permitido... Vamos como para dejar que pase una musulmana en burkini.
Éste es el mundo en el que vivo, en el que vives, en el que vivimos, habrá que hacer algo.

No hay comentarios: