sábado, 11 de julio de 2009

UN POCO DE MIS MISERIAS


Siempre he procurado tener ánimo, dar rienda a mi sentido del humor, a mi vena más optimista...
Pero hoy no es un buen día y aunque me empeñe en ponerle cara alegre a la tristeza, porque sobre todo lo que me siento es triste y bueno desesperanzada, también sola, quizá por eso la necesidad de escribir estás palabras. Mi vida es complicada, bueno eso no es ninguna novedad, lo malo del asunto es que personas que se supone que deberían quererme, se dedican a hundirme, afortunadamente son fechas puntuales, pero hay una persona un ser dañino, alguien que desearía eliminar de mi vida y que no puedo, los vínculos son tan poderosos, que afectan a terceros.
No comprendo cómo esta persona es capaz de hacerme tanto daño, tampoco comprendo cuál es el motivo y aunque intuyo uno, es tan injustificado, el motivo en el que pienso es económico, pero no sólo puede limitarse a algo así. Es un odio, una envidia, unas ganas continuas de atacarme. Conoce mis puntos débiles y abusa utilizando información. Es tan rastrero, tan mezquino, tan ruin. Además saca a colación situaciones del pasado, asuntos que convierte en turbios, cuando no lo son; me pone en tela de juicio para hacerme quedar mal, ante personas a las que quiero mucho y por las que sufro, sabiendo lo mal que lo pasan cuando se producen estos desagradables altercados.
Lo he intentado todo, no ha dado resultado, siempre soy yo la que pierde, siempre la que he de purgar mi culpa, que vale que no soy perfecta, pero no merezco algo básico, RESPETO.
Sólo deseo paz, un poco de tranquilidad, por favor, ¿por qué no pasas de mí y te ocupas de solucionar tu maravillosa vida, de disfrutarla sin estar pendiente de la mía?

3 comentarios:

alfaro dijo...

Esa persona tendría que leer esto que has escrito...
Hay personas muy dañinas, a veces hay que ir a la infancia a desenterrar el daño... el porqué se sienten tan heridas que matan con sus palabras a los otros, no tienen disculpa de todos modos, son personas veneno...a las que es mejor evitar.
Un abrazo.

Begoña Leonardo dijo...

Gracias Alfaro, me he llevado una sorpresa al encontrarte en este otro territorio, estoy intentando también programar entradas para éste, tengo una jaleo!!!, pero así me olvido un poco de todo lo demás. Tu apoyo me ayuda, de verás.

Gran abrazo.

Vicky dijo...

Hola Begoña, me encantaría estar cerca para darte opciones, eso es lo que hacen los amigos, además de decirte cosas que no nos gusta escuchar a veces, pero que ayudan (ésto último es un más a más, unas palabras que me dijo un amigo de verdad cuando me daba consejos, y no me gustaba lo que me decía, pero tenía razón). En la mayoría de ocasiones lo que más nos ayuda es ser escuchados, hay que sacar el veneno que otros nos inyectan. Yo estoy y te escucho. Un beso preciosa.