domingo, 5 de julio de 2009

DERECHO, ESPECTÁCULO, NEGOCIO, POLÍTICA...

Que la libertad aflore, que las diferencias liberen. El problema es que se utilizan las manifestaciones estos días de... Que ojalá pronto, podamos ver que desaparen, porque será entonces, sólo entonces cuando realmente los frutos de tanta propaganda, de tanto culto a lo diferente, hayan dado resultados. Mi deseo es que los días de... Desaparezcan de los calendarios y que se deje de politizar la mayoría de ellos, que parecen más, eventos electorales y armas arrojadizas de los políticos de turno, que una fiesta de personas que con su condición sexual hacen lo que les da la gana.

La capital acoge a cientos de miles de personas para reivindicar sus derechos. El calor del verano no ha dejado que la fiesta se apague. Más de un millón de personas en las calles de Madrid.
El Orgullo Gay se manifiesta más que nunca. Las calles de Madrid se han visto copadas de color, música, fiesta, carrozas, pancartas y banderas.
La festividad, que con el paso de los años se ha ido convirtiendo en espectáculo, atrae a cientos de miles de personas provenientes de muchos lugares del mundo. Para celebrar y reivindicar su "orgullo de ser". Se reunen las comunidades de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales. Todos coinciden en que la fiesta que se hace en Madrid es una de las mejores del mundo. El ambiente previo a la marcha dejaba entrever la fiesta que se ha estado viviendo estos días, las calles de Madrid se han vestido de los colores del arco iris y se ha llenado de música.
La diversidad y los acentos se unen en la gran fiesta, donde se reunen españoles y extranjeros, todos hermanos, todos con el mismo color. Que con deferentes sones, tienen las mismas reivindicaciones y las mismas ganas de ser felices.

1 comentario:

Vicky dijo...

Me encanta cuando coincido con alguien que habla de su novio o novia, o pareja, y son gays, y nombran a sus compañeros con la naturalidad que merece. Es de esa manera cuando yo me siento en la misma honda, porque ellos también. Yo reivindico la felicidad para todas las personas y para mí es lo que prima. Estas manifestaciones hacen que les mire como si de un espectáculo su condición se tratara. A mí ese tipo de fiesta me gusta para los carnavales de Río o Las Canarias. Estoy segura de que muchos/as gays no apoyan esta manifestación-fiesta.