jueves, 16 de abril de 2009

UNA ESTRELLA, UN GENIO UN MONSTRUO. UN NIÑO.

Era un niño negro, guapo, inteligente, un adorable niño, que tenía un adorable familia y que cantaba como los ángeles con su hermanos...

Todo parecía sonreír a la familia jackson en los ochenta, sus hijos llenaban portadas de periódicos, revistas, disparaban las audiencias en programas de televisión, vendían discos como churros y la gente les adoraba. Entregados a su música, sus voces frescas, su ritmo... Cómo hacían vibrar, en los conciertos, convirtieron a sus fans en auténticos enfermos...
El pequeño jackson, Maikel, comienza a despuntar, su carrera en solitario parece beneficiar a todos, sus padres no saben calibrar el exito de su hijo, las atenciones como un niño que es, son descuidadas, y como el adolescente en el que se ha de convertir. Arrastrará esas carencias impidiendole llegar a ser un adulto. Maikel, no supera esa etapa, y como hemos ido comprobando es un ser egocéntrico caprichoso, maniático incluso peligroso...


¿Dónde está la persona en la que Maikel debería haberse convertido?. Ese queridos amigos será un interrogante para el resto de su vida.

Una estrella de la música, EL REY DEL POP, un genio, un monstruo. ¡ Qué pena!



UN EJEMPLO DE SU ESCENTRICIDAD Y DECADENCIA.

"La subasta de objetos de Michael Jackson se cancela. Así lo han anunciado los organizadores, Julien's Auctions, que iban a poner a la venta los tesoros del excéntrico rey del pop del 22 al 25 de abril. Anoche suscribieron un acuerdo para devolver los objetos a Jackson, tras la exhibición de los mismos en la exposición que abrió sus puertas ayer en Hollywood. El portavoz de Michael Jackson, Tohme R., no reveló cuánto dinero habrá de depositar su representado. El cantante está muy satisfecho con la solución porque algunos objetos son 'de valor incalculable e irreemplazables'."

2 comentarios:

Vicky dijo...

Buenísimo Begoña, yo y mis hermanas éramos esas enfermas locas por el rey del pop aún a sabiendas de lo raro que es. En el fondo me da mucha pena porque desde mi punto de vista su vida es en un 75% una desgracia. Ya cuando era pequeño se dice que era explotado y maltratado por su mismísimo padre, he visto muchos reportajes americanos al respecto, el mejor el de la periodista famosísima en los EEUU Ophra Winfrey. Se ha convertido en un monstruo infeliz, señal de lo cual es su adicción a la cirugía estética, a mi me parecía más guapo cuando sólo se había retocado un poco, o que leche, cuando era negro. Tuve un amigo hace años, negro y americano, él me dijo que no le gustaba que dijéramos que eran personas de color porque emitíamos "negro" como entendido peiorativo, me dijo " Vicky, yo soy negro igual que tú eres blanca".
Se me ponían los pelos de punta siempre que veía a Michael Jackson bailar.

Begoña Leonardo dijo...

Desgraciadamente hay veces, más de las que nos gustaría, que cuando conocemos a nuestros ídolos más allá de donde termina su proyección publica, nos llevamos una decepción grandísima.
Si sólo recibiéramos la información para admirarles en tu terreno, no llegaríamos a aborrecerlos, compadecerlos, incluso a sentir vergüenza ajena, cuando se les expone a escarnio público. A mi me ha pasado.

Vicky, gracias por tu presencia en este blog, que tanto iluminas.