martes, 28 de abril de 2009

NO PODEMOS EVITARLO, PERO PODEMOS CONTROLARLO


PINCHA &VIDEA
Merece la pena dedicarle unos minutos, os gustará...
No podemos vivir en silencio, es imposible, desde que nacemos estamos emitiendo sonidos, más o menos agradables, nunca se para....
29 de abril. Día contra la contaminación acústica, siempre digo lo mismo, ojalá no tuvieramos que tener días de...
Pero ya que es así, debería servirnos de algo y reflexionar, tomar un poco de conciencia, sobre todo las personas que conscientes del daño, conscientes de la contaminación acústica que provoca su actividad diaria, su negocio, no lo evitan, su irresponsabilidad que llega a límites insospechados, llega a alcanzar dimensiones delictivas, entonces hasta que no están las denuncias encima de la mesa, hasta que la ley no actúa (que por otro lado suele tardar) ya sabemos como es esto... No se pone remedio.
Hace años, en los lugares de trabajo donde se estaba expuesto a un riesgo, por exceso de ruido, no se prestaba atención, no se aconsejaban medidas de protección, no se le advertía al empleado, de las consecuencias nefastas para su salud, que son irreversibles si se está sometido a una cantidad elevada de decibelios durante horas todos los días, durante largos periodos de tiempo, durante años...
Ahora lo sabemos, ahora todos somos cómplices en mayor o menor medida cuando voluntariamente sometemos a nuestros oídos a tortura, y también cuando permitimos que en bares, discotecas, establecimientos más o menos de moda, y públicos de distinta categoría, se nos agreda. Otra cosa es que, con la precariedad laboral tengamos que aguantar lo inaguantable, soportar lo insoportable. Que como dice mi madre, "antes no nos quedaba más remedio porque no sabíamos las leyes, pero anda que ahora que tanto se sabe, cómo revienta que nadie ponga soluciones".
Y añado que sí, que es frustrante, como en tantos ámbitos de la vida, que a sabiendas de nuestros derechos tenemos que ver como se mancillan a diario.
Desde aquí mi denuncia... Y mi solidaridad con todas las personas que son sometidas sistemáticamente a una tortura acústica.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno, me ha hecho pensar y el video, lo tengo que ver con más tiempo...
Con cariño un beso, de Z

Begoña Leonardo dijo...

A mi niña le envié a su correo el video, que le hace ilusión, y estaba entusiasmada, me ha dicho que no sabía que esto del ruido fuera tan malo...

Muchas gracias, Z eres un encanto.

Vicky dijo...

Siempre he vivido, hasta hace 9 años, en la ciudad, y además en una muy fea ( Sta. Coloma de Gramenet, aún así allí viví todo lo especial de mi infancia y adolescencia). Ahora vivo en un pueblo bonito y tranquilo (Vallromanes) y ya me he acostumbrado a los "ruidos" de aquí, lo cual noto muchísimo cuando voy a Barcelona, y me doy cuenta del ruido continuo y contaminante, pero te confieso que la música, si estoy sola, la escucho a todo trapo. Abrazo.

Vicky dijo...

Por cierto, me ha gustado mucho el vídeo. Precisamente mi marido sufre "tinitis" y ahora vamos a intentar con un fisioterapeuta si hay posibilidades con la acupuntura. Ya veremos.

Begoña Leonardo dijo...

Me alegro mucho de que estés tan bien el pueblo donde vives, Zamora es una ciudad preciosa y muy tranquila... Salvo épocas muy concretas siempre he vivido aquí, y aunque me encanta las ciudades grandes, sólo voy de visita.
Suerte con lo de tu marido, la acupuntura es buena alternativa y por probar??