lunes, 13 de abril de 2009

EL DÍA DESPUÉS


Bueno en realidad, mañana será el día, el día en que todo vuelva a la rutina, hoy estamos de transición, no hay cole y por lo tanto seguimos de fiesta. Jugar, comer cosas ricas, salir al campo, que el tiempo parece que nos da una tregua, preparar un partido de tenis, que mi hija y mi hermano se han asociado para derrotarme...


Todas cosas maravillosas que compartir, disfrutar. Pero qué deciros de lo que he vivido en estos pasados días semanasanteros. He tenido para saborear con mi niña sensaciones mágicas, las procesiones son momentos llenos de sabor, color, olor, son pilas cargadas con luces sorprendentes que provocan el deseo de ser niños de ser cómplices. Tener la oportunidad de contagiarme de las ganas de mi hija, a pesar del cansancio, de la falta de sueño, del hambre, del dolor de pies...


En la madrugada del lunes santo con mi niña de la mano viendo bajar al de la Buena Muerte Balborraz, con las teas por única iluminación, con el coro cantando, sintiendo la emoción compartida, he sido feliz.


El miércoles la salida del del Amparo de San Claudio, conteniendo la respiración, sin perder detalle ante la filigrana de los hermanos para sacarlo indemne del templo, y luego corriendo para verlo dar la vuelta en la plaza, sintiendo como caminaba hacia nosotras de frente, todavía esta mañana al despertarse mi niña me lo ha recordado como uno de los momentos más intensos de estos días, he sido feliz.


Qué decir de el sábado con la Soledad en la calle, tan hermosa, tan doliente, con esa cara... He sido feliz.



Queridos amigos, no quiero cansaros, que como habréis visto, he dejado el blog regadito de imágenes, cristos, vírgenes y demás protagonistas. Esto me ha causado críticas, de conocidos y no tan conocidos, pero me da igual, yo sé lo que siento, y eso le pese a quien le pese es lo que importa, hacer lo que esté de acuerdo con la conciencia, con la razón y si se puede con el corazón.



Muchas gracias, a todos y a todas, por venir por aquí, y por apreciar mi lugar en el mundo, más allá de lo visible.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho como has resumido lo que has vivido estos días, y sobre todo me gusta lo fiel que eres a ti misma.
Un gran abrazo, de Z.

Begoña Leonardo dijo...

Z, me han emocionado tus palabras, muchas gracias, y tu si que eres fiel, viniendo a visitarme y dejándome siempre palabras alentadoras y cariñosas, qué más puedo decir...
Un gran abrazo.

Vicky dijo...

Chulísima la forma de describir tu Semana Santa, y lo mejor es que le transmitas a tu hija esos momentos. Que ellos los recuerden después, es señal de que han disfrutado de esos ratos. Madraza!

Begoña Leonardo dijo...

vicky, eres un encanto, sólo trato de ser como soy, igual que tú.
Besazo.