miércoles, 4 de febrero de 2009



8 de Enero

EL PODER DE LAS APARIENCIAS.

Es difícil de entender, para una persona como yo, amante de de las cosas pequeñas, que disfruta con lo más cotidiano, un paseo, ir al cine, comtemplar los juegos infantiles, escuchar una conversación interesante, por la radio por ejemplo que me apasiona, placeres gratuítos, placeres que no cuestan direnos que no se compran… Comprender cómo nos empeñamos en defendernos de la realidad implicándonos en situaciones que nos agreden, que nos hacen sentir tan pequeños, tan insignificantes, cometer a veces atropellos contra nosotros mismos contra nuestro bolsillo, entrando en un consumo marquero repugnante, simplemente por que los demás lo hacen, por guardar las apariencias, por favor, ¿nos "prostituimos por unos zapatos"? , si, los hay que si…
Hasta pronto."

No hay comentarios: