miércoles, 4 de febrero de 2009


5 de Enero


CORAZÓN ALBOROTADO.


Acabo de llegar de ver la Cabalgata de los Reyes Magos, toda la magia, toda la luz, toda la ilusión en las calles. Las caras de los niños, la cara de mi hija especialmente para mi…
Todos los días a su lado vuelvo a ser la niña que fui, que todavía soy, gracias a ella mi ilusión permanece intacta, las ganas de seguir a delante a pesar de muchos sinsabores que como adulta me ofrece lo cotidiano…
En momentos como los que acabo de vivir, que aunque cansada, no me duele nada, que con un frio terrible, mi corazón arde, siento que estoy más cerca de encontrar mi lugar en el mundo.
Hasta pronto."

No hay comentarios: