miércoles, 4 de febrero de 2009


1 de Febrero.

"TU PRESENCIA
A veces eso vasta, con sólo estar ahí, aunque no lo parezca, aunque ocupada en los quehaceres más cotidianos, en la intendencia doméstica, o en las elucubraciones más trascendentales de tu oficio, cuando tienes que presentar un trabajo y necesitas la máxima concentración y tu ausencia parece evidente. Hay un sentido siempre alerta, dispuesto como un radar, ante el más leve movimiento, tal vez el presagio de un mal despertar. Cuando tu bebé llora, se enciende un mecanismo de loba, de la ancestral madre, de la que en la cueva, con un lenguaje rudimentario, era capaz como tú ahora de tranquilizar a su hijo de proporcionarle la seguridad y devolverle la calma…
Para que todo funcione, es necesario que fluya, nada forzado es auténtico. Tenemos que ser conscientes, de la dificultad de abordar las veinticuatro horas del día, el sentimiento que provoca sentirse responsable, de una vida que cambia tan rápidamente, que es capaz de sentir mucho de lo que tu sientes, que incluso llora si tu estás triste y sonríe si le proporcionas el bienestar adecuado. Poco a poco se descubre, si se está atento, lo sencillo que puede ser atender esas necesidades, primarias y que nos acompañarán el resto de nuestra vida, todos queremos que nos cuiden, nos atiendan, nos protejan, nos den amor.
Un día, cuando inquieta, tal vez febril pronuncie tu nombre, el nombre con el que sólo ella puede llamarte, esa palabra que abre la puerta de tu cerebro, de tu alma, de tu corazón, esas cuatro letras que nada originales, pero que la primera vez que ella las pronuncia, suenan como si fueran a estrenar. Entonces, sabrás que ahora si ha llegado el momento, eres su madre.
Hasta pronto."

1 comentario:

Vicky dijo...

Me ha encantado.Vicky.